lunes, 5 de diciembre de 2011

P O E S I A

Publicamos esta poesia a modo de homenaje al poeta y amigo Eduardo Iuillerat, compañero de viaje en el camino literario.
¡Gracias Eduardo por haber compartido  tus emociones con nosotros!

CONFIDENCIAS

Hoy quiero contarte algunas cosas,
nada trascendente, historias sencillas,
como por ejemplo... que planté arvejillas;
que podé la parra, y corté las rosas.

¿Recuerdas esa foto tan hermosa,
que un verano tomé en el Rosedal?
Mandé hacer con ella un gran mural
para poner al costado de la cama
así al despertar cada mañana,
veré primero tu rostro angelical.

Por lo demás... te diré, todo está igual
excepto las costumbres de Sultán,
que con la vista clavada en el zaguán,
permanece en la alfombra largo rato;
y ya no sale a perseguir los gatos,
esperando sin saber que no vendrás.

Ayer vinieron los chicos, y los nietos,
y las nueras cargadas de paquetes,
con comidas, regalos y baguettes.
¡Felíz día, Papá! ¡Aguante, Viejo!
y la casa por lo común tan grande y sola,
se vió estremecida de voces y festejos.

Y se fueron temprano, entre abrazos y gritos.
y la promesa eterna de ¡Mañana te llamo!
¡Acostate temprano! ¡No olvides las pastillas!,
y en la mesa olvidada ha quedado la torta,
con manteles manchados, y vacías las sillas
en la casa tan larga, y la vida tan corta.

                                                                Eduardo Iuillerat

No hay comentarios:

Publicar un comentario